En el periódico de Villaverde…

¡¡¡Pero que ilusión me hace ver a mi último “niño” No lo llames amor  recomendado en el periódico de Villaverde!! Muchísimas gracias, Mara Mornet, gran escritora y mejor amiga, por hacerlo posible. 

no lo llames amor villaverde

No lo llames amor, Localizaciones

Me he liado la manta a la cabeza y he decidido hacer un vídeo (si es que puede llamarse así porque me ha salido una pifia) con todas (o la mayoría) de las localizaciones de No lo llames amor.
No lo llames amor transcurre en ubicaciones reales como los que os muestro en el vídeo,

  • La Plaza de Puerta Cerrada
  • La Casa de la Panadería en la Plaza Mayor
  • El Mercado de San Miguel en la Plaza de San Miguel
  • La Plaza de la Paja y el Jardín del Príncipe Anglona
  • La Capilla del Obispo

Y también en sitios que me he inventado, como el ConSumo Placer (mas adelante haré una entrada sobre este sitio tan especial)

En este vídeo intento recopilar todos aquellos lugares que aparecen en No lo llames amor, como he dicho al principio me ha salido un poco mal (mas bien fatal). Está claro que lo mío es escribir y no grabar. No obstante, espero que os guste y lo disfrutéis, ya me contaréis qué os parece 😀

 

No lo llames amor, Gala

Ya conoceis a Adán y Eva, los protagonistas de No lo llames Amor, así que voy a empezar a presentaros a los personajes secundarios. Y, uno de los mas importantes es Gala.

Gala está herida, está furiosa y es peligrosa. Mucho.

GALA

ADAN PICeva pic

 

 

No lo llames amor, Adán.

La semana pasada os conté un poco (muy poquito, lo reconozco) sobre Eva. Hoy le toca el turno a Adán, su partenaire en esta historia.

Adán es el vecino de Eva, es serio, taciturno, reservado, poco dado a las bromas… al menos hasta que conoce a Eva, quien, siendo como es, no puede evitar poner su mundo del revés.

Ahora que ya está colgado el primer capitulo en la web de Planeta de libros (aquí), os voy a colgar un pequeño dialogo entre ellos dos del momento en el que se conocen. Él ha bajado a reclamarle a Eva una travesura que ella le ha hecho a su abuela.

—Mira, bonita…
—Gracias —lo interrumpió Eva de nuevo.
—¿Gracias por qué? —inquirió confundido. ¿A qué venía eso ahora?
—Por llamarme bonita. Mi abuela me enseñó que es de bien nacido ser agradecido.
Adán parpadeó desconcertado.
—No era un piropo —musitó perdido. Era muy difícil seguirle la conversación.
—¿No? Vaya, qué chasco, me había hecho la idea de que te parecía guapa. —Eva hizo un puchero.
—Y me lo pareces —replicó aturdido.
—Gracias. —Ella esbozó una radiante sonrisa que lo dejó obnubilado.
Adán la miró atolondrado antes de comprender que se la había jugado otra vez.
[…]
—Me estoy cansando de esta discusión disparatada. —Apretó los dientes al sentir de nuevo el latido del deseo—. Mira, boni… —Se interrumpió antes de darle un arma con la que pudiera volver  a confundirlo—. Mira, Eva, este juego se acaba aquí y ahora. No vas a volver a meternos nada en el buzón —exigió con voz firme. Le había tocado las narices y pensaba dejarle bien claro quién mandaba allí—. Si vuelvo a encontrar un solo regalito tuyo que pueda considerar ofensivo o de mal gusto, te denunciaré a la policía —la amenazó implacable.
Eva, en respuesta, lo recorrió con la mirada, se detuvo en su torso un instante y luego bajó a su paquete, que, para qué negarlo, estaba un poco hinchado. Fijó los ojos en él y volvió a lamerse los labios.
Adán tuvo que recordarse que, por mucho que en la camiseta pusiera que su fantasía textual era que «la comiera y punto», no era correcto abalanzarse sobre ella en el rellano, besarla, desnudarla y lamerle todo el cuerpo hasta que gritara exigiéndole que la
follara.
—Si vuelves a invadir mi buzón, no dudaré en denunciarte —reiteró, más por distraerla y distraerse él que porque pensara que no le había quedado clara su primera amenaza.
Eva apartó por fin la mirada de su entrepierna para fijarla en sus ojos negros.
—¿Sigues metiéndote calcetines en los calzoncillos para que parezca que estás más dotado? —le preguntó a bocajarro.
Adán la miró aturdido y completamente bloqueado.
—No deberías hacerlo; das falsas ilusiones a las chicas como yo, que rechazan el dicho de que el tamaño no importa. Porque sí importa. Y mucho.

ADAN PIC

 

Primer Capítulo de No lo llames amor.

Ya está a puntito de salir, y en la Web de Planeta de libros ya está colgado el primer capítulo de No lo llames amor, ¿os apetece leerlo?

Cuidado, es muy adictivo y vais a querer más…

Primer Capítulo “No lo llames amor”

No-lo-llames-amor-noelia-amarillo

No lo llames amor. Eva.

Se acerca el 4 de julio, fecha en la que se publicará mi última novela “No lo llames amor” y he pensado que ya va siendo hora de que os presente a los personajes y el barrio en el que está ambientada la novela, así que… He aquí a Eva.  

Ella es atrevida, divertida, sexy e independiente. Una mujer de armas tomar con las ideas muy claras, la lengua muy suelta y las manos muy largas… Y hasta ahí puedo contar. 

 

eva pic.png