La canción de Annie

Este es uno de los libros más bonitos que he leído nunca… y que releo a menudo. Os dejo una reseña que le hice hace algunos años…

51yjy3gvwdl-_sx302_bo1204203200_

Sinopsis:

Annie Trimble vive en un mundo solitario en el que nadie puede adentrarse ni comprender. Tan delicada y hermosa como las dulces flores de la primavera de Oregón, es rechazada por un pueblo que malinterpreta su aflicción. Pero esta crueldad no puede destruir el amor que Annie lleva dentro de su corazón. Alex Montgomery se horroriza al saber que su rebelde hermano pequeño le ha forzado a una relación con una indefensa “chica tonta”. Atormentado por la culpa, Alex acepta casarse con ella y criar al bebé que ella espera como si fuera suyo. Pero nunca sueña con que llegará a querer a su cariñosa, callada y mal juzgada Annie ––su infantil inocencia, sus femeninos encantos, y la asombrosa visión que ella tiene del mundo––. Entonces se empeña en romper la barrera de silencio que la rodea, para curar y ser curado por la dulce canción de amor de Annie

Annie es… la tonta del pueblo, la niña salvaje que no sabe hablar, la que tiene el cerebro lleno de serrín, la niña a la que sus padres tienen aislada y oculta en casa para que nadie en el pueblo vea lo loca que está. Es menos que nada, una molestia, algo que estorba y debe esconderse, una tonta que corre salvaje por el bosque y de la que cualquiera se puede aprovechar.
Y ese cualquiera es…
El niño rico del pueblo, el niño mimado, el que siempre lo ha tenido todo, el que no tiene reparos, conciencia, ni moral… un hijo de puta al que no se le puede llamar siquiera persona. Y este niño rico es el hermano pequeño de Alex Montgomery…

Alex Montgomery es un hombre cabal, responsable, serio, honorable, alejado de pasiones mundanas, centrado en su trabajo y pendiente siempre del calavera H de P que es su hermano menor.

Un mal día el hermano menor de Alex (lo siento, no recuerdo el nombre) sobreexcitado por la bebida se encuentra en el bosque, cerca del río, con Annie, la idiota del pueblo y decide que aunque esta mujer tenga el cerebro de una niña de cinco años, tiene un cuerpo válido y deseable… por tanto, “le hace un favor” y la viola…  que majo él.

El padre de Annie se entera y entra en cólera, pero decide no denunciar al hermano Montgomery, porque no quiere que el suceso salga a la luz, al fin y al cabo, tiene el propósito de iniciar carrera política y si todo el mundo supiera lo loca que está su hija, esta se iría al traste. Aún así pide cuentas a Alex, el hermano del violador y este se compromete a casarse con la idiota del pueblo en caso de que la violación tenga consecuencias…

Alex está indignado por lo que ha hecho su hermano, tanto, que le echa de su casa, de su vida y de su mente. Entiende que Annie es retrasada mental, pero eso no exime a su hermano de la atrocidad que ha hecho. En ese punto del libro, Alex me empezó a caer bien… porque aunque piensa que Annie está tan loca como dicen, para él no es algo a esconder, sino a proteger, la considera vulnerable y frágil y no soporta que nadie abuse de ella, ni su hermano pequeño, ni los padres de la chica al obviar el suceso.

Annie por su parte no sabe que ha pasado… sólo que un hombre al que no conoce le ha hecho un daño terrible y que su padre se ha enfurecido con ella… y por si fuera poco, cuatro meses después de esto, sus padres pretenden echarla de casa, hacer que se vaya, que desaparezca… y todo porque está engordando… solo por eso. No lo entiende, y no quiere irse de su casa, el único lugar que conoce y en el que se encuentra más o menos segura (siempre que a su querido padre no le dé por enfadarse y “castigarla”) así que solo se le ocurre una solución obvia para complacer a su (egoísta) padre… dejar de comer para así adelgazar y poder quedarse en casa…

Pero no le sirve de nada… un buen día (nunca mejor dicho) Alex, un hombre parecidísimo a aquel que le hizo tanto daño, se la lleva a su casa… y la aleja de todo lo que conoce…

Por supuesto Annie está embarazada… pero ella no lo sabe… y no lo sabe, no porque sea tonta, o este loca, que va, no es tonta ni loca, no lo sabe porque como todo el mundo ha dado por supuesto que su cerebro está vacío, nadie jamás se ha ocupado de enseñarle nada, hablar con ella, o simplemente… intentar ver más allá de su supuesta locura… porque a Annie no le pasa absolutamente nada en la cabeza, simplemente es sorda.

Alex ira conociendo a Annie poco a poco, vislumbrando toques agudos de su inteligencia, hechos ineludibles de que no es tonta, y se dará cuenta, de que TODOS han juzgado mal a Annie, porque Annie, es muy lista, muy sagaz, muy inteligente y muy, pero que muy… ingenua.

Este libro es precioso. Está narrado con tal sencillez y maestría, que desde la primera página consigue que necesites saber más sobre Annie.

Aunque por el argumento y el resumen que he hecho, pudiera parecer un libro de lágrima fácil y pañuelo en la mano, no es así, para nada. El primer capitulo es el único en el que el estómago se hace un nudo… en el resto, solo vemos coraje, tesón, voluntad, fuerza. Annie no se compadece de si misma, ni va llorando por las esquinas, para nada… lucha contra lo que le hace daño, y cuando no puede luchar más, acepta pero sin rendirse, conservando siempre una rebeldía innata en ella que le hace ser más valiente y fuerte que cualquiera de las heroínas con las que me he tropezado.

Alex es el hombre perfecto, atento, cariñoso, amable, considerado, inteligente, capaz de ver más allá de las apariencias, y sobre todo… entregado. Sí. Es un hombre que se entrega a Annie en cuerpo y alma, que hace cualquier cosa por ella, porque sonría, porque sea ella misma, porque los demás descubran el tesoro que es Annie.

La evolución de la historia está perfectamente dibujada, cada paso adelante que dan los protagonistas, cada descubrimiento, cada sentimiento… no tengo palabras para describir todo lo que me han hecho sentir.

Es una historia que no puede dejar a nadie indiferente, una historia ante la que no puedes cerrar los ojos, porque todo lo que en ella se cuenta, se queda grabado en la retina de tus sentimientos, haciendo que una y otra vez, aún días después de haber leído el libro, escenas y diálogos vuelvan a tu cabeza, y sonrías por todo lo que logran conseguir Alex y Annie.

Si tuviera que darle nota, se saldría de cualquier baremo… no habría número que pudiera significar lo mucho que me ha gustado esta novela.

One response to “La canción de Annie

  1. Gracias por la reseña. Al parecer es una novela muy emotiva. Siempre que se involucran personajes con características de personalidad como Annie, uno aprende mucho, lo consideraré.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s